TecnoCard SpA Impresoras de Credenciales
Hydrogreen
MACAYA equipos trabajos en altura
Detección de Incendios Forestales. Prevención y detección temprana de incendios forestales DROVID
Biodiversa
Datasur d-stats importaciones exportaciones
 

 

La agricultura es una de las actividades más importantes a nivel global, siendo una de las principales fuentes de alimentos, pero depende en gran medida de factores externos como el clima y la disponibilidad de agua. Lo cierto es que estas variables son medibles y una forma de hacerlo es con un sensor de caudal de agua.

El problema, según académicos de la Universidad de Chile, es que el país pasa por una etapa de megasequía desde el año 2010. Se está sacando más agua de la que entra a sistemas subterráneos, por lo que es urgente el análisis de agua a la hora de implementar pozos profundos.

 

La tecnología de sensores para el análisis de agua

Por las razones mencionadas, es relevante usar los recursos disponibles de manera eficiente y optimizar la producción agrícola. Una forma de lograr esto es mediante el uso de un sensor de caudal para el análisis de agua de pozo y otras fuentes, el cual trae enormes beneficios como:

 

1. Ahorro de agua

Monitorear en tiempo real las distintas variables del agua en tu predio, te permitirá identificar con mayor facilidad el momento en que se utilice más de lo necesario.

Esta funcionalidad facilita ajustar el riego a la cantidad justa para mantener el cultivo sano y productivo, evitando el desperdicio de agua al hacerlo de manera más eficiente.

 

2. Cumplir con las normativas de la DGA

Un sensor de caudal de agua es una herramienta esencial para cumplir con las normativas del uso de agua y evitar multas, ya que es capaz de medir las aguas superficiales como embalses, ríos y las aguas subterráneas, tales como pozos profundos.

Este sistema te ayudará a identificar posibles fugas o desperdicios, ajustar el consumo de agua a las necesidades de tu predio y a contribuir a la conservación del medio ambiente.

 

3. Mejora de la productividad

Al medir con precisión la cantidad de agua a utilizar, se entrega la cantidad justa para mantener el cultivo en condiciones óptimas sin causar daños, mejorando la calidad de los alimentos y ahorrando en consumo de agua. A su vez se reduce la actividad del sistema de bombeo y se necesita menos electricidad en la operación.

Estos factores aumentan la probabilidad de éxito de los productos y, por lo tanto, mejoran la productividad y la rentabilidad del negocio agrícola.

 

4. Control de factores externos

Finalmente, contar con este tipo de tecnologías aumenta el control de las condicionantes que afectan a la calidad del cultivo. 

Conocer los niveles de agua a suministrar posibilita ajustar el riego según sean las condiciones climáticas, el estado del suelo y de los propios frutos y vegetales.

 

Combina el sensor de caudal con otras tecnologías

El uso de sensores conectados es una tendencia que, como has visto, trae grandes beneficios para la industria de la agricultura.

Si se combina el sensor de caudal con la monitorización de la humedad del suelo, el clima, pozos y canales, obtendrás información de gran calidad para perfeccionar la toma de decisiones en la gestión de tu predio agrícola. Consulta con expertos y comienza a ahorrar agua y mejorar la productividad de tu cultivo.

 

Google News Portal Innova
Síguenos en Google Noticias

Equipo Prensa
Portal Innova