Congreso del Futuro 2019: Nobel Prize Dialogue

0
407
Santiago, 20 de enero 2019 Se inaugura Futuristas, la ciencia para ninos, actividad de cierre del Congreso Futuro 2019. Aca se trataran leyes de las ciencia y la fisica para niños de 7 a 12 años. Dragomir Yankovic/Aton Chile

“La ciencia promueve el conocimiento en oposición a las Fake News y la posverdad”

Como parte de los Nobel Prize Dialogue, Congreso Futuro recibió a a los Premios Nobel Serge Haroche, Bruce Beutler, Michael Kosterlitz y Brian Schmidt. El primero en exponer fue Haroche: “Galileo, Newton, Maxwell y Einstein no sabían para que serían útiles sus descubrimientos”, dijo en su presentación.

Sábado. 10 AM. Largas filas para entrar. Un auditorio lleno, expectante. No es para menos. Congreso Futuro 2019 reúne por primera vez en Latinoamérica a cuatro Premios Nobel para plantear algunas de las preguntas más trascendentales de la ciencia y la educación. ¿Cuál es el futuro de la enseñanza? ¿Qué lugar ocupa la ciencia en el desarrollo de las sociedades? ¿Qué tipo de proyectos deben financiarse en un continente con escasos recursos económicos?

El encargado de abrir la ceremonia es Lars Heikensten, director ejecutivo de la Fundación Nobel, quien remarca el aporte de Gabriela Mistral y Pablo Neruda como primeros ganadores en tierras sudamericanas del premio Nobel a la Literatura. Y explica también el propósito de Nobel Prize Dialogue: “Hay que estimular el conocimiento a través del diálogo. Alfred Nobel ideó mucho más que un premio ordinario. Quería expandir el conocimiento y generar compromiso. La educación no sirve únicamente para sobrevivir o ganar plata. Debe involucrar otro tipo de valores”.

Acto seguido, el público recibe con un aplauso prolongado y caluroso a María Teresa Ruiz, Premio Nacional de Ciencias Exactas, quien recalca la importancia de la colaboración en el ámbito educativo y científico: “Debemos trabajar juntos, hablarnos los unos a los otros y así elevar el nivel de conciencia, mirar a la humanidad como una totalidad. Pensemos no solo en nosotros, sino en quienes habitarán la tierra en miles de años. Eso debe motivarnos para promover los valores del conocimiento en todo el mundo”.

Serge Haroche, francés primer Premio Nobel de Física en 2012
En el Salon de Honor del Congreso Nacional en Santiago se llevó a cabo la sexta jornada de Congreso Futuro 2019, con el evento Nobel Prize Dialogue, cuyo tema central es El Futuro del Aprendizaje.
Dragomir Yankovic/Aton Chile

Serge Haroche: el valor del conocimiento “inútil”

El francés Serge Haroche es el primer Premio Nobel (de Física en 2012) en pisar el escenario. En su presentación, el especialista aborda los riesgos de subestimar el conocimiento científico “inútil”, el cual muchas veces sirve de base para grandes avances posteriores. “Galileo, Newton, Maxwell y Einstein no tenían idea para que serían útiles sus descubrimientos, pero han ayudado a generar innovaciones que cambiaron nuestra vida, nuestra forma de producir energía, de comunicar, de procesar y almacenar la información”.

Estas aplicaciones, detalla el experto, convergen luego de un gran tiempo de maduración entre diferentes áreas de investigación. En sus inicios, las tecnologías cuánticas no anticiparon el desarrollo de las computadoras, los relojes atómicos o el GPS, pero su descubrimiento ha hecho posible la creación de dichos dispositivos con el correr del tiempo.

“Detrás de las prácticas aparentemente inútiles, la ciencia básica es un triunfo del pensamiento racional y promueve la noción de verdad como una oposición a la posverdad, las ilusiones y las mentiras. La ciencia provee una conexión entre las personas y lasculturas, disipa los prejuicios y revela una verdad que suele ser más profunda”, concluye.

El valor del aprendizaje – ¿Cuánto conocimiento nos podemos permitir?

Ana María Raad, magíster en antropología y desarrollo social en Chile, sube al escenario para moderar el debate con Bruce Beutler, Premio Nobel de Medicina y Fisiología en 2011, Michael Kosterlitz, Premio Nobel de Física en 2016, y la chilena Alejandra Mizala, doctora en Economía.

Uno de los temas planteados es como una región como Latinoamérica, de menores recursos económicos en relación a los países más desarrollados, puede afrontar los costos económicos de la inversión en ciencia.

En la Edad Media los monasterios eran lugar de aprendizaje y no eran costosos. El conocimiento puede sobrevivir con pocos recursos económicos. La pregunta es cuánto está dispuesta a poner cada sociedad en el asunto”, reflexiona Michael Kosterlitz.

Alejandra Mizala agrega que “la inversión en la educación trae beneficios al individuo y a la sociedad en general. No solo económicos, sino también sociales. Es una herramienta de igualdad de oportunidades para mucha gente. Tenemos que dar a todos los estudiantes la misma educación calificada y ese es un tema pendiente”, observa.

Por su parte, Bruce Beutler subraya las capacidades comunicativas como una cualidad esencial en el ámbito de la ciencia. “Necesitamos que las personas se puedan adaptar a las nuevas situaciones, además de conocimiento tecnológico y que la ciencia esté presente en las escuelas”, cierra Alejandra Mizala.

La jornada Nobel Prize Dialogue se extenderá hasta las 15.40 e incluirá la participación de 23 oradores destacados en distintas temáticas de ciencia, educación y tecnología.

 

Autor: Diego Istúriz
Revista Que Pasa