TecnoCard SpA Impresoras de Credenciales
Hydrogreen
MACAYA equipos trabajos en altura
Detección de Incendios Forestales. Prevención y detección temprana de incendios forestales DROVID
Biodiversa
Datasur d-stats importaciones exportaciones
 

 

 

  • Además de presentar el manifiesto integrado de las juventudes de toda Latinoamérica, los énfasis de los negociadores nacionales y los representantes de diferentes ONG´s han estado alineados con las preocupaciones globales sobre Justicia Ambiental; Adaptación, Pérdidas y Daños; y financiamiento.

Una impresionante lista de más de 100 Jefes de Estado y de Gobierno que llegaron a la Cumbre de Aplicación del Clima de Sharm El-Sheikh han marcado estas primeras jornadas de negociaciones sobre el Cambio Climático, con un fuerte foco en las materias de financiamiento y pérdidas y daños, en donde el ex vicepresidente de Estados Unidos, Al Gore, instó a poner fin al colonialismo de los combustibles fósiles, reformar el Banco Mundial y desbloquear el acceso al capital privado para cumplir con los USS 4,5 billones de financiamiento climático necesarios anualmente.

Sin embargo, como signo de los tiempos, el tema recurrente ha sido la discrepancia entre las promesas y su aplicación. “Las pérdidas y los daños no pueden seguir escondiéndose bajo la alfombra. Es una cuestión fundamental de justicia climática. Las respuestas están en nuestras manos y el tiempo corre. Estamos en una autopista hacia el infierno climático con el pie todavía en el acelerador”, alertó el Secretario General de la ONU, António Guterres, en la apertura de la Cumbre.

Una mirada similar a la que plantean los representantes de la Conferencia Nacional de la Juventud sobre Cambio Climático (LCOY), luego de que esta mañana se inaugurara el pabellón de Chile. Ismaela Magliotto coordinadora general de LCOY Chile y una de las 3 negociadoras jóvenes de la delegación de nuestro país en la COP27, destacó la importancia de “lograr una transición justa que logre conectar derechos humanos con mitigación y que el financiamiento sea un eje permanente en la agenda con enfoque en la adaptación, ya que las consecuencias del cambio climático se están viviendo hoy”. Asimismo, destacó el trabajo de las juventudes y “su rol de hacer seguimiento a las propuestas e incidencias por la acción climática declaradas en el manifiesto integrado de toda Latinoamérica, para que estas no queden archivadas y para que la sociedad entienda la urgencia que existe sobre esta materia”.

En efecto, una primera actividad sobre el rol de las juventudes fue el panel sobre «Acción para el Empoderamiento Climático (ACE): Rol de las juventudes en Chile y Latinoamérica» donde participaron Sofía Croxxato y Gabriela Herrera, representantes de las ONG´s Uno.Cinco y CEUS Chile, respectivamente y parte del equipo organizador de LCOY Chile 2022. Seguido del foro “Mujeres chilenas ante la crisis climática”, con la participación de Ismaela Magliotto, negociadora joven de Chile; Karin Watson, cofundadora de Latinas for Climate; Constanza Naelgach, jefa de la oficina de asuntos internacionales MMA; y Moana Tepano, joven Rapa Nui.

Asimismo, Rafael Saona, coordinador de finanzas de LCOY Chile, resaltó las solicitudes realizadas por los países africanos, especialmente Egipto, sobre la necesidad de hacerse cargo de los países más afectados por el cambio climático en término de pérdidas y daños. “Sabemos que los países más pobres son los que están sufriendo las mayores consecuencias y eso requiere una inversión. Si bien las medidas que se toman a nivel mundial son responsabilidad de todos, pero acorde también a la realidad de cada país, es decir, los países más contaminantes tienen un deber superior”.

Este martes, en las declaraciones de alto nivel, Alemania se ha comprometido a aportar 170 millones de euros al Escudo Global contra los Riesgos, una iniciativa conjunta del G7 y el V20. El hecho de que el G7 y el Foro de Vulnerabilidad Climática hayan elegido anunciar esta iniciativa en la COP27 es un reconocimiento de que los más pobres y menos responsables necesitan ayuda, “como es el caso de países pequeños como Chile, que aporta menos del 0,5% de las emisiones de gases de efecto invernadero, lo que no implica que no implementemos cambios y generemos marcos de trabajo, tanto a nivel nacional, regional o mundial, porque solo se puede combatir esta crisis de una manera unida, responsable, considerada y pensando siempre en conjunto”, puntualiza Saona.

Google News Portal Innova
Síguenos en Google Noticias

Equipo Prensa
Portal Innova