TecnoCard SpA Impresoras de Credenciales
Innova Talentos
Hydrogreen
XM Regalos Corporativos 2024
Datasur d-stats importaciones exportaciones
MACAYA equipos trabajos en altura
AguaLibre Tecnología Geotécnica e Hidrogeológica
Biodiversa
 

En Chile, se estima que el 30% de la población sufre de cefaleas en mayor o menor intensidad. Muchas de ellas pueden tratarse con un analgésico o descanso, pero en otras acudir a un recinto de urgencias puede hacer la diferencia entre la vida y la muerte. 

El dolor de cabeza es uno de los dolores más comunes que una persona puede experimentar. Ya sea por estrés, el esfuerzo al que sometemos a nuestros ojos, condiciones climáticas, hormonales e, incluso, falta de cafeína o hidratación en el organismo, todos lo hemos sufrido alguna vez y nos hemos acostumbrado a combatirlos con algún tipo de analgésico. En su mayoría, son inofensivos lo que no significa que las personas no deban acudir a un médico si los sufren.

Magdalena Galarce, médica de servicios clínicos y farmacéuticos de Farmacias Ahumada, explica que los dolores de cabeza pueden tener muchos factores y existen también distintos tipos. “Las primarias, que son las más frecuentes y entre las que encontramos las migrañas o jaquecas, las cefaleas en racimos y las tensionales, y las secundarias que aparecen como síntoma de una enfermedad subyacente, estimulando los nervios de la cabeza sensibles al dolor o por algún proceso intracraneano que aumenta la presión, siendo los más peligrosos y que pueden generar efectos mortales”, señala.

En el caso de las cefaleas primarias, nos encontramos con las más comunes como las tensionales, que empiezan de forma gradual y van empeorando con el paso de los minutos; las migrañas, que incluyen otros síntomas como mareos, náuseas, visión borrosa y sensibilidad a la luz y al sonido; y las cefaleas en racimos, que tienden a durar menos tiempo, pero pueden aparecer en varios momentos en el día y por un periodo más prolongado de semanas o, incluso, meses. 

Este tipo de cefalea si bien no genera un peligro para la vida, sí son graves porque la condicionan, son invalidantes y pueden generar ansiedad anticipada al dolor. “Son más recurrentes en mujeres que en hombres, y como existen tantos tipos de dolor de cabeza, es importante saber ante qué síntomas debemos consultar o acudir directamente a urgencias”, comenta Galarce.

Señales de alerta

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 50% de la población mundial sufre de estos dolores y las cefaleas en conjunto constituirían la tercera causa mundial de los años perdidos por discapacidad. No obstante, si un dolor no cede con analgésicos o si los episodios se dan varias veces a la semana, de manera frecuente en el tiempo, es bueno consultar con un especialista.

Además, existen dolores de cabeza generados por la sobremedicación para tratar los síntomas de las mismas cefaleas “Se generan por un espiral de uso de analgésicos y antiinflamatorios por parte de los pacientes. Para poder tener funcionalidad, éstos suelen automedicarse de manera frecuente, aunque -con el tiempo- el analgésico va perdiendo eficacia, por lo que la persona necesita mayores dosis y más seguidas”, comenta Galarce.

En estos casos, la persona debe consultar con un neurólogo, ya que suelen pasarse por alto una vez que el dolor es controlado. De acuerdo con la profesional, “estas cefaleas podrían indicar una cefalea secundaría, que existe otra patología que las está generando, pero no se está estudiando debido a la alta medicación del paciente. Es fundamental descartar esto para generar un mejor control del dolor de este tipo de situaciones”. 

Ahora, si de noche una persona se despierta por el dolor, el patrón del dolor de cabeza cambia o empeora, también es recomendable consultar con un médico. Lo mismo en el caso que una mujer embarazada presente dolores de cabeza, ya que podría ser sólo un síntoma de otras afecciones como la preeclampsia. 

“No obstante, si se sufre un episodio repentino e intolerable por la intensidad del dolor, si existe hormigueo, fiebre, rigidez en el cuello, dificultad para hablar, falta de fuerza en alguna extremidad, o se presenta luego de algún golpe o lesión en la cabeza, es vital acudir a un servicio de urgencia. Un dolor con estas características puede ser síntoma de un accidente cerebro vascular, infección o lesiones, por lo que el pronóstico dependerá de la rápida atención que se obtenga”, destaca.

¿Cómo podemos aliviar los dolores de cabeza?

Aun cuando existen cefaleas atribuibles a un origen más genético, hay algunos hábitos que podrían ayudarnos a no tener o tener menos episodios. “Las rutinas y horarios estables son fundamentales, ya que muchas cefaleas pueden generarse por cansancio o falta de sueño. Dormir las horas correspondientes ayuda a mantener una salud y bienestar óptimos, por lo que habrá menos posibilidades de generar un dolor de cabeza”, comenta Galarce.

Asimismo, señala que hacer ejercicio, cuidar la alimentación y tener una adecuada hidratación ayudarán a combatir el estrés y, por ende, la posibilidad de una cefalea tensional, junto con limitar el consumo de líquidos estimulantes como el té, café o bebidas gaseosas. Además, se debe controlar el uso de analgésicos si estos dolores son muy frecuentes. “Sin embargo, si los episodios son muy fuertes o persisten en el tiempo, la mejor recomendación es acudir a la brevedad con el médico para tratar las verdaderas causas y no sólo los síntomas. De esto, incluso, puede depender la vida de un paciente”, finaliza.  

Google News Portal Innova
Síguenos en Google Noticias

Equipo Prensa
Portal Innova