TecnoCard SpA Impresoras de Credenciales
Hydrogreen
MACAYA equipos trabajos en altura
Detección de Incendios Forestales. Prevención y detección temprana de incendios forestales DROVID
Biodiversa
Datasur d-stats importaciones exportaciones
 

Rodrigo Mena, Country Manager de Suma Móvil Chile

Es necesario analizar cómo se comportan los mercados en otros países para extraer las lecciones más importantes y poder estar preparados. Este es el caso de España donde los Operadores Móviles Virtuales (OMVs), en esta última década, han tenido un importante protagonismo.

El mercado de los Operadores Móviles Virtuales en España comenzó su explosión en el 2000. Y en tan solo unos años, alcanzaban la cuota del 16% del sector de la telefonía móvil, superando en 2015 la nada despreciable cifra de 50 OMVs desplegados y operativos.

La situación del sector de los OMVs en Chile dista mucho de lo que sucedía en España en ese momento y queda aún camino por andar. Inevitablemente, irán surgiendo nuevas iniciativas de negocio móvil, de forma puntual, con ofertas atractivas e innovadoras, pero hay un sector del que debiéramos esperar una respuesta más firme como es la de los operadores de telecomunicaciones. Operadores de telefonía fija, cableoperadores, ISPs y operadores de TV tienen que comportarse de forma natural, siguiendo la senda de otros mercados como el español, incorporando el móvil a sus ofertas de servicios y lanzando al mercado sus propias ofertas de servicios triple y cuádruple (fija, móvil, internet y TV).

Commodity de fidelización

El móvil se convirtió poco a poco para los operadores telco, además de una nueva línea de ingresos, en un commodity para fidelizar a sus bases de clientes. Apenas unos años después, tras la incorporación del móvil a sus ofertas de servicios, estos operadores se convirtieron, por números de abonados y media de servicios por cliente, en el objetivo principal de los Operadores de Red Móvil y dieron lugar a algunas de las operaciones más sonadas del mercado telco en España.

En 2012 se realizó el lanzamiento oficial de Movistar Fusión, lo que supuso la explosión de la convergencia, lanzando al mercado una sola oferta (móvil, fijo, internet y TV) con la que el abonado final llegaba a ahorrar hasta un 50%. Eso significó, además, el comienzo de una etapa de concentración del sector que permitió las primeras operaciones, como las de ONO y Jazztel, por parte de Vodafone y Orange, respectivamente. Por ellas se pagaron las nada despreciables sumas de 7.200 y 3.355 millones de euros.

Con esas primeras operaciones del mercado telco en España se comenzó el camino para la autorregulación de forma natural y se puso un poco de orden ante la sobreoferta de nuevos operadores que en algunos casos no estaban aportando ningún valor.

Desde entonces el mercado vive una carrera continua por parte de los operadores telco por incorporar el móvil a sus propuestas de servicios y de esa forma competir, dando lugar a un sin parar de continuas operaciones de compra por parte de los grandes operadores de red móvil.

Así, la incorporación del móvil a las ofertas de servicios de los operadores de telecomunicaciones no solamente va a suponer, como decía al principio, una nueva línea de ingresos o un commodity para fidelizar o captar nuevos clientes. La incorporación del móvil va a permitir reforzar la posición en el mercado, ser mucho más atractivos y, en definitiva, multiplicar en el largo plazo el valor de compañía.

Google News Portal Innova
Síguenos en Google Noticias

Equipo Prensa
Portal Innova