Radiografía a nuestra salud Mental

0
150
Radiografía a nuestra salud Mental
[layerslider id="7"]

Radiografía a nuestra salud Mental

  • Sofía Fiedler Porzio, psicóloga de PsicologiaChile
   

Es evidente que la pandemia nos ha afectado a todos en distintos niveles y no podemos dejar de lado uno de los más relevantes, que es la salud mental. Ciertamente estamos más ansiosos, con más miedos, producto de la incertidumbre que genera la pandemia, el encierro, la falta de contacto físico entre otros.

Ante lo mismo, es de esperarse que aumenten las consultas psicológicas, ya que si bien, es normal estar más sensibles estos tiempos, la pandemia de alguna forma desentierra miedos anteriores y más internos que antes, por nuestros ritmos de vida, no visualizábamos. Algo así como una radiografía a lo más profundo de nuestros miedos y preocupaciones. Aparece la angustia, depresión, visibilizamos la muerte como algo más cercano a nosotros, obligándonos a cuestionarnos hasta lo más profundo de nuestras acciones a lo largo de nuestra vida, cosa que no habíamos hecho nunca, por lo tanto, nos da miedo.

Curiosamente, si bien, las consultas aumentan, hoy nos encontramos que según datos de la plataforma PsicologíaChile.cl, estas serían realizadas mayoritariamente por mujeres,  mostrando en sus motivos de consulta: Ansiedad, Miedo, Depresión. Por otra parte, según cifras recientemente reveladas por el Ministerio de Salud las mujeres de 35 a 45 años sufren más deterioro en salud mental. Ahora, si bien existe un aumento considerable femenino de consultas, esto no quiere decir que las mujeres sufran más “deterioro” que los hombres, y es irresponsable encasillar datos de acceso a consulta asumiendo un posible desgaste en salud mental por género.

Ahora, si bien, la cifra no miente, convengamos que históricamente, la mujer ha sido más responsable y preventiva a la hora de su salud, producto de que el exceso de carga mental no le permitiría fallar o debilitarse, a diferencia de los hombres, quienes culturalmente han sido reacios a la visita preventiva médica y generalmente acuden a un especialista cuando ya no se puede más. Esto es a grandes rasgos, ya que todos podemos ser distintos a la hora de una consulta.

Lo que si se visibiliza en esto, es que la carga mental que históricamente la mujer ha aguantado en roles del hogar, hoy ya es insostenible, en relación con los demás roles que se imponen de manera inconsciente en ella tales como el rol de cuidadora, madre, educadora, proveedora, entre otros. Esto hace que la fatiga emocional aparezca en forma de sintomatología, asociada a la ansiedad, estrés y depresión, entre otras.

La pandemia nos ha llevado a re cuestionarnos todos nuestros roles, nuestros propósitos, donde nos damos cuenta de que, históricamente, nos hemos dejado de lado. Ponemos un piloto automático en nuestro día a día, estando afuera de uno mismo, dejando de lado nuestras emociones. Hoy dentro de casa esto es imposible, por lo que un aumento en la consulta es entendible. Lo ideal es que hoy, tanto hombres como mujeres se atrevan, rompiendo el esquema multi rol de la mujer y a nivel masculino, dejar de lado que pedir ayuda es un símbolo de debilidad o fragilidad. Esos mitos ya no corren. Hoy corre el autocuidado integral. Si queremos estar bien de salud, tenemos que preocuparnos por nuestra salud mental. Empecemos a romper mitos.

 

Psicologia Chile
www.psicologiaChile.cl

 

 

 


Equipo Prensa
Portal Innova

 

 

[layerslider id=”7″]