TecnoCard SpA Impresoras de Credenciales
Innova Talentos
Hydrogreen
XM Regalos Corporativos 2024
Datasur d-stats importaciones exportaciones
MACAYA equipos trabajos en altura
AguaLibre Tecnología Geotécnica e Hidrogeológica
Biodiversa
 

La forma en que hasta marzo del 2020 trabajábamos parece algo del pasado. Durante un año y medio adaptamos nuestros hogares como oficinas y nos acostumbramos al zoom, meet y todas las plataformas digitales. Hoy, sin embargo, cuando ya alcanzamos a nivel país una cobertura de vacunación del 80%, lo que significa, entre otras cosas, que se atrasa el toque de queda a la media noche para todo el territorio nacional, el panorama parece cambiar y estamos en un punto que todos deseamos retomar la normalidad de nuestras vidas, incluyendo la dimensión laboral, con los cuidados que la pandemia nos ha enseñado.

Sin duda, las cifras de vacunación han sido claves para que gran parte de las comunas de Chile sigan avanzando en el Plan a Paso. Lo anterior da cuenta de que un número importante de nuestra población ha tomado conciencia de la importancia de la vacunación, pese a ser voluntaria.

Si bien el escenario que hoy estamos viviendo es optimista, ya que tenemos las cifras de contagio más bajas en lo que va de la pandemia, debemos seguir cuidándonos. En este marco, el regreso a la normalidad del trabajo presencial es un tema que requiere de condiciones especiales ya que genera nuevos desafíos en el ámbito laboral.

 

Esta situación se complejiza por varios factores, como el temor de los colaboradores a contagiarse por el uso del transporte público, o en sus lugares de trabajo, deterioro emocional y problemas de salud mental. Asimismo, las empresas debemos acatar las directrices de la Dirección del Trabajo y lo definido por las autoridades de la salud, «el empleador no podría impedir el ingreso de los dependientes a su lugar de trabajo invocando la falta de vacunación, sin incurrir en un incumplimiento de su obligación de proporcionar el trabajo convenido».

Entonces, ¿cómo podemos volver al trabajo presencial de manera más segura? Claramente, como empresas debemos tomar todas las medidas necesarias para proteger eficazmente la salud de nuestros colaboradores, lo que significa facilitar los procesos de vacunación a aquellas personas que quieran recibirla: permisos pagados, flexibilidad en horario de trabajo para acudir a los vacunatorios, etc.

Además, es clave desarrollar programas de concientización acerca de la vacunación, basados principalmente en promover los beneficios de ésta a nivel personal, familiar y en el ambiente de trabajo. Si todos estamos vacunados disminuimos los riesgos en nuestras familias y nos podemos relacionar también de manera presencial con nuestros colegas de trabajo, nutriéndonos de los beneficios de un mayor relacionamiento lo que permitirá disminuir los efectos de una nueva epidemia de fatiga por Zoom.

Google News Portal Innova
Síguenos en Google Noticias

Equipo Prensa
Portal Innova