Inversión en energías limpias en Chile en la lista de los Top 10 este 2017

0
292

La inversión mundial en energía limpia ascendió a $ 333.5 mil millones el año pasado, un 3% más que en 2016 y la segunda cifra anual más alta, llevando la inversión acumulada desde 2010 a $ 2.5 billones, según Bloomberg New Energy Finance.

China vuelve a liderar el ranking global. El apetito insaciable de China por la energía solar dio lugar a un sorprendente aumento en la inversión mundial en energía limpia el año pasado, incluso cuando el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, impulsó una reducción de las normas sobre contaminación y de los recortes al carbón.

Casi la mitad de la financiación fue para proyectos solares, y la inversión de China representó el 40 por ciento del total. Estas cifras vencieron fuertes vientos en contra para mayores incrementos en la inversión. Los precios de los paneles solares y las turbinas eólicas están cayendo rápidamente, mientras que EE.UU., Alemania y Polonia son algunos de los países que están flexibilizando las políticas diseñadas para limitar los combustibles fósiles más contaminantes. Los desarrolladores que especulan que obtendrán subsidios en China, junto con un mayor gasto de países como Australia y México, ayudaron a compensar las caídas en los mercados más establecidos de toda Europa.

“El total de 2017 es aún más destacable si se tiene en cuenta que los costos de capital de la tecnología líder, la energía solar, continúan disminuyendo drásticamente”, dijo Jon Moore, máximo ejecutivo de BNEF. “Los sistemas FV típicos a escala de servicio público fueron aproximadamente un 25 por ciento más baratos por megavatio el año pasado que hace dos años”.

Los equipos como los paneles solares y las turbinas eólicas son cada vez más asequibles, a medida que ha aumentado su producción en serie. La reducción del costo ha abierto nuevos mercados más allá de los países ricos, que típicamente fueron los primeros en adoptar las energías renovables cuando la industria era joven. Ahora, las instalaciones solares y eólicas son una forma cada vez más rentable de electrificar lugares con acceso incierto a la red. Se están construyendo proyectos para alimentar todo, desde plantas químicas en los Países Bajos hasta los suburbios de Kabul, Afganistán.

China gastó US$133.000 millones en todas las tecnologías de energía limpia, un 24 por ciento más que en 2016. El mayor mercado mundial de energías renovables ha estado trabajando para contener el auge solar frenando los proyectos a escala de servicio público construidos fuera de las cuotas asignadas. En su lugar, se produjo un aumento de los paneles instalados en parques industriales, donde las compañías con uso intensivo de energía buscaron satisfacer parte de su propia demanda y reducir costos.

“El auge de China sigue siendo fundamentalmente irracional”, escribió Jenny Chase, analista solar jefe de Bloomberg New Energy Finance, en una nota a los clientes. “No se ha determinado el mecanismo para cobrar los subsidios que se van a pagar. Sin embargo, parece que los desarrolladores e inversionistas estatales chinos los construirán de todos modos, dando por hecho que el gobierno encontrará la manera de hacerlo y, si no, que la compensación por la propia energía evitará que la pérdida sea total”.

EE.UU. invirtió US$57.000 millones, lo que lo convierte en el segundo mayor financiador de fuentes renovables del mundo. Los desarrolladores canalizaron un 1 por ciento más de capital a la energía limpia frente al año anterior, aunque Trump trató de eliminar las normas sobre emisiones que rigen a las centrales eléctricas.

En Chile se invirtieron US$1.500 millones, un alza de 55%, lo que pone a la economía entre las TOP 10 donde más aumentó la inversión.

En la región, ademas de México y Chile, se destaca el auge de Argentina y el continuo aumento en Brasil.

Aumento de la inversión

La inversión también se quintuplicó en México, y fue más del doble en Australia. Este último, un gran productor de carbón, bañado por el sol, había rechazado anteriormente la energía limpia, pero está comenzando a impulsar varios proyectos importantes. Los recientes cambios de política en México liberalizaron partes de la industria energética de la nación y provocaron un auge de las energías renovables en ese país.

Estas ganancias compensaron los descensos en países como Alemania, Reino Unido y Japón, que experimentaron una reducción de las inversiones a medida que los programas de subsidios se redujeron.

Otras cifras sobre financiamiento de la energía renovable en 2017 del informe:

-La mayor parte del capital que fluyó al sector fue la financiación de activos de proyectos a escala de servicio público, que representó el 65 por ciento del total.

-Los proyectos de energía eólica recaudaron US$107.200 millones el año pasado, un 12 por ciento menos que en 2016.

-Los proyectos solares más grandes que lograron el cierre financiero fueron ambos en los Emiratos Árabes Unidos, que tendrán una capacidad combinada de 2 gigavatios y atraerán una inversión de US$1.800 millones. Las compañías de energía limpia recaudaron US$8.700 millones de capital de los mercados públicos, un 26 por ciento menos que el año anterior.

-El capital de riesgo y la inversión de capital privado en el sector disminuyeron en un 38 por ciento, hasta los US$4.000 millones, el punto más bajo desde 2005, ya que la energía limpia se ve cada vez más como una industria madura y financiable.

-El capital que fluye hacia tecnologías más nuevas, como redes inteligentes y almacenamiento de energía, alcanzó un récord de US$49.000 millones. Aproximadamente la mitad fue financiación de activos de instalaciones de medidores inteligentes y baterías de iones de litio.

-Las adquisiciones y refinanciamientos de proyectos de energía limpia también alcanzaron un máximo histórico, con un aumento de un 4 por ciento, hasta los US$128.000 millones.

“Es notable que la actividad de adquisición en energía limpia ha sido superior a los US$100.000 millones en cada uno de los últimos tres años”, dijo Abraham Louw, analista económico de energía limpia de BNEF. “El hecho de que los activos generadores de energía, en particular, sean cada vez más demandados por los compradores es un signo de un sector que está en fase de maduración”.

Fuente: Bloomberg New Energy Finance