La Transformación Inteligente llegó para instalarse en los lugares de trabajo

0
121
Lenovo Chile
Mauricio Muñoz, Lenovo Chile

Por Mauricio Muñoz
Gerente SMB, Lenovo Chile

Un espacio de trabajo eficiente y moderno, que ofrezca a los colaboradores herramientas innovadoras y versátiles para el desarrollo de las actividades diarias, dejó de ser una opción para las empresas, y pasó a ser una necesidad determinante en los distintos tipos de negocios. Sin ir más lejos, un estudio global sobre satisfacción de empleados en pymes, realizado a fines del año pasado por Lenovo, determinó que casi el 77% de los empleadores consideran que mejorar la experiencia de los empleados es una gran prioridad.

En este sentido, la evolución digital seguida por la Transformación Inteligente exige un posicionamiento convincente de las compañías, de lo contrario se corre el riesgo de perder sus talentos y, en consecuencia, su productividad, al volverse ineficientes en un ecosistema en el cual las nuevas tecnologías ya forman parte del estilo de vida de las personas, ya sea en casa o en la oficina.

Era dado esperar que los millennials, jóvenes nacidos entre la década de 1980 y de 1990 y que irrumpieron con una fuerza total en el mercado, tuvieran dicha percepción. Sin embargo, no son los únicos con altas expectativas respecto del ambiente y la estructura de trabajo. Según una reciente investigación de Intel, más del 60% de la fuerza de trabajo prefiere recibir ventajas de alta tecnología en el trabajo que beneficios como una mesa de ping pong o refrigerios gratuitos, ejemplos que se tornaron comunes entre las nuevas empresas y startups. Ese porcentaje expresivo incluye también a los baby boomers y a la generación X, predecesores de los millennials. Entre ellos, el 50% también espera trabajar en una oficina inteligente en los próximos cinco años.

El desafío de orden práctico para las empresas consiste en implementar cambios sin sobrecargar al departamento de TI y, simultáneamente, cumplir con las exigencias de los empleados. Para esto, es preciso diseñar una estrategia eficiente y asertiva, escapando de los excesos e invirtiendo en soluciones que colaboren con la productividad. En el caso de las pequeñas y medianas empresas, un parque reducido, que vuelve más fácil la transición o implementación nativa de soluciones inteligentes, constituye una ventaja.

Es posible alcanzar esa meta con equipos y soluciones desarrollados especialmente para satisfacer las necesidades del mercado corporativo, con foco en la optimización de la seguridad, herramientas de colaboración eficientes y un desempeño adecuado adaptado a las demandas de cada empresa. Además de una plataforma tecnológica que garantice la fluidez del trabajo y la seguridad, resulta esencial considerar la inversión en soluciones de productividad, como equipamientos más versátiles de conectividad entre equipos y para las salas de reuniones.

Es importante entender que la Transformación Inteligente no es sinónimo de complejidad tecnológica. En realidad, las smart solutions son responsables de los cambios simples que marcan la verdadera diferencia: una conexión confiable a contenidos relevantes, la optimización de la colaboración, el acceso seguro y una participación eficiente en los recursos compartidos son fundamentales. La evolución tecnológica es el camino para alcanzar el éxito.

 

 


BOLD Comunicaciones
www.boldcomunicaciones.cl