TecnoCard SpA Impresoras de Credenciales
Innova Talentos
Hydrogreen
XM Regalos Corporativos 2024
Datasur d-stats importaciones exportaciones
MACAYA equipos trabajos en altura
AguaLibre Tecnología Geotécnica e Hidrogeológica
Biodiversa
 

En la construcción y en proyectos en general, crear y mantener un presupuesto preciso y detallado es una actividad crucial de la gestión de un proyecto. “Un presupuesto de construcción es esencial para mantener el rumbo, controlar los costos, anticipar desviaciones y entregar un proyecto a tiempo y dentro del presupuesto”, indica Cristian Harnisch, gerente general de Foco en Obra.

Un presupuesto de construcción es un documento detallado que describe los costos y gastos asociados a un proyecto de construcción en particular. Incluye todo, desde los materiales hasta la mano de obra y el equipamiento. El presupuesto de construcción suele prever el costo total del proyecto, así como los costos individuales de cada elemento del proyecto, como la excavación, los cimientos, la estructura y las cubiertas.

“Cada proyecto de construcción tiene requerimientos específicos que se deben considerar al elaborar un presupuesto personalizado. Hay que familiarizarse con todos los aspectos del proyecto de la forma más detallada posible, considerando tamaño, lugar, duración estimada, además de otras actividades asociadas”, comenta el ejecutivo.

Aquí, la guía de Foco en Obra para hacer un presupuesto de construcción:

Paso 1: Planificar

El primer paso para crear un presupuesto de construcción es planificar y definir claramente el alcance del proyecto. Esto significa determinar el propósito del proyecto y establecer un objetivo y un calendario claro. También hay que considerar los riesgos y obstáculos asociados al proyecto y los requisitos legales y reglamentarios que deben cumplirse.

Un aspecto importante es siempre basarse en documentos oficiales aprobados por el mandante, tales como contrato, planos, especificaciones técnicas, plazo contractual, etc.

Paso 2: Determinar los recursos necesarios

Una vez definido claramente el proyecto de construcción, el siguiente paso es precisar los recursos necesarios, considerando los materiales, equipos y mano de obra. Para realizar un buen cálculo, es importante considerar las dimensiones y planos del terreno en conjunto con las cubicaciones. Además, es recomendable considerar un margen de error de hasta un 5 % extra de materiales para cubrir posibles imprevistos, pérdidas o defectos en los materiales. Posteriormente, se deben cotizar todos los materiales y proyectar un precio basado en cotizaciones actualizadas que consideren costos de despacho y disponibilidad. 

Paso 3: Calcular costos y gastos

Agrupar todas las tareas definidas y calcular el costo de cada una, denominadas partidas en el presupuesto. Por ejemplo, la partida de transporte, calculando el consumo de combustible del vehículo en función de la distancia a la obra y el número estimado de viajes de los operarios.

Luego sumar todos los costos de material, mano de obra, equipamiento y costos generales como seguros, permisos y honorarios legales. Este cálculo detallado y preciso ayuda a minimizar los sobrecostos y garantizar que el proyecto se complete dentro del presupuesto.

El cálculo de costos en un presupuesto de construcción es crucial ya que influye en el precio final al cliente y permite conocer los beneficios potenciales. Los costos totales son la suma de los costos directos e indirectos.

“El uso de software de costos y presupuestos de obra puede ser un gran aliado en la gestión de un proyecto. Estas herramientas permiten tener un control preciso de los costos, automatizando el proceso de cálculo y permitiendo un seguimiento en tiempo real. Además, entregan una visión detallada de todas las partidas del presupuesto, facilitando la identificación de desviaciones y permitiendo ajustes rápidos. El uso de este tipo de software puede aumentar la precisión de las estimaciones, reducir el riesgo de sobrecostos y mucho más”, enfatiza el gerente general de Foco en Obra

Paso 4: Evaluar el presupuesto

Como etapa final a la elaboración del presupuesto, es importante una vez calculados todos los costos y gastos, evaluar el presupuesto. Esto significa evaluar los costos presupuestados para ver si se puede realizar algún ahorro potencial o si es necesario reevaluar algún costo. También es importante tener en cuenta los posibles sobrecostos e identificar las áreas en las que se puede optimizar el presupuesto para garantizar que el proyecto se complete dentro del presupuesto.

Es importante considerar márgenes de error en cada partida.

Paso 5: Supervisar el presupuesto

Tras la elaboración del presupuesto, es vital supervisarlo de manera continua durante la construcción. Esto implica realizar un seguimiento riguroso de todos los costos y gastos incurridos, comparándolos con las estimaciones iniciales consignadas en el presupuesto. Sumado a esto, se debe siempre estar planificando y proyectando el saldo de obra por ejecutar, ajustando éste a rendimientos y precios reales. Este control de costos de construcción permitirá identificar desviaciones y ajustar los cálculos en tiempo real, manteniendo así la eficacia del presupuesto.

Es esencial estar preparado para enfrentar imprevistos financieros que puedan surgir durante la ejecución del proyecto. Estos pueden incluir una elevación en el costo de los materiales, un aumento en las horas de trabajo necesarias, o la aparición de tareas no contempladas en la planificación original. Ante tales eventualidades, puede ser necesario reevaluar el presupuesto y ajustarlo en consecuencia.

Este enfoque meticuloso puede contribuir significativamente a que un proyecto de construcción se complete dentro del plazo y el presupuesto establecidos, asegurando su eficacia y rentabilidad.

Herramientas como Foco Costos pueden ser útiles para optimizar los procesos de control en la etapa de ejecución.

www.focoenobra.com 

Google News Portal Innova
Síguenos en Google Noticias

Equipo Prensa
Portal Innova