TecnoCard SpA Impresoras de Credenciales
Hydrogreen
MACAYA equipos trabajos en altura
Detección de Incendios Forestales. Prevención y detección temprana de incendios forestales DROVID
Biodiversa
Datasur d-stats importaciones exportaciones
 

Los aficionados al automovilismo y los amantes de las carreras de coches habrán notado sin duda una tendencia creciente en la asociación entre la Fórmula 1 y las marcas de apuestas. Ya se trate de sitios como casinos móviles en Chile o de plataformas de criptomonedas que ofrecen apuestas deportivas en todo el mundo, cada vez es más evidente que las empresas de juegos de azar participan cada vez más y de forma más activa en el patrocinio de la F1. 

El patrocinio de las carreras de F1 es una actividad que mueve miles de millones de dólares, llevada a cabo por directores de marketing de marcas mundiales. El patrocinio del deporte rey del motor, la Fórmula 1, siempre ha sido la cúspide de las campañas de comunicación de las organizaciones mundiales de primer orden. Al principio, se trataba sobre todo de marcas de la industria automovilística -neumáticos y similares, iban a ser las categorías de productos dominantes para firmar acuerdos con los equipos y pilotos de Fórmula 1-. 

En cuanto todo el mundo se dio cuenta de que la F1 no trata sólo de coches, sino de un segmento de consumidores con un determinado estilo de vida, psicografía y características de comportamiento homogéneas, más marcas de una amplia gama de industrias diferentes empezaron a mostrar un interés creciente por patrocinar carreras. Hubo incluso empresas tabaqueras que daban con mucho gusto sus dólares para que su marca apareciera en los circuitos de carreras de coches más populares, aunque ahora esto se ha desvanecido, tras la creciente preocupación por los efectos negativos del tabaco en la salud. 

A medida que se ampliaba el abanico de industrias interesadas en patrocinar eventos de F1, también se ampliaban las audiencias de los deportes de motor. Y a medida que las audiencias aumentaban y se hacían más heterogéneas, la probabilidad de ver marcas más diversas como socios formales o patrocinadores de las carreras crecía significativamente, hasta el punto de que ahora incluso podemos ver marcas de apuestas expuestas de forma demostrativa en las carreras, los coches o incluso en los uniformes de los pilotos. 

Asociar marcas de apuestas con la F1 es una forma ideal de aprovechar una situación en la que todos salen ganando. Por supuesto, nadie puede discutir que las carreras de F1 necesitan asociarse con cualquier marca de apuestas, a casinos paypal o cualquier marca en realidad, para acceder a nuevas audiencias. Las carreras de Fórmula 1 son muy populares por sí solas. Pero el dinero gastado por las empresas de apuestas es sin duda útil y a menudo necesario para apoyar el carácter elitista y exclusivo del deporte. 

Sin embargo, aunque la F1 no parezca necesitar llegar a la demografía de las apuestas, sigue siendo una gran ventaja para el deporte. Poder acceder a una base de aficionados nueva y diversa hace avanzar el deporte, amplía las fuentes de ingresos y aporta aún más dinero a la ya de por sí gran fuente de beneficios.

Lo mismo ocurre por el lado de los operadores de apuestas. Las casas de apuestas en línea, tanto si hablamos de sitios de apuestas australianos como de cualquier otra casa de apuestas deportivas que ofrezca apuestas en línea, obtienen importantes beneficios del patrocinio de la F1. Estos beneficios van más allá de la gran exposición de sus marcas a los ojos de la población mundial o de la posibilidad de que sus marcas ganen una gran popularidad. Las empresas de apuestas y, en general, las marcas de apuestas obtienen otra ganancia fundamental, que es el acceso a la audiencia de la F1 que no está apostando en este momento. Y lo cierto es que esta audiencia es realmente grande. 

Las apuestas de F1 no son tan populares como lo es la afición a la F1. Esto significa que todavía hay un segmento sin explotar de aficionados que no son apostantes. Hablando de dinero, esto significa que los sitios de apuestas, los sportsbooks o incluso las plataformas de apuestas, aún tienen mucho que ganar de esta parte de los aficionados que aún no ha sido aprovechada, en lo que a apuestas se refiere.

El patrocinio de la F1 acerca inmediatamente los dos mundos: el de la F1 y el de las apuestas deportivas. Y para cada uno de los dos mundos, las ventajas de acceder a la demografía del otro son valiosas. Esta es la razón por la que últimamente vemos cada vez más marcas de apuestas que patrocinan o se asocian con populares equipos de F1. Red Bull se ha asegurado un acuerdo multimillonario con PokerStars, Alfa Romeo con Stake.com y la F1 con 188Bet. Y estos son sólo algunos ejemplos de lo que está ocurriendo.

 

Google News Portal Innova
Síguenos en Google Noticias

Equipo Prensa
Portal Innova