Terminar con la generación eléctrica a carbón al 2030 permitiría reducir las emisiones de CO2 en 30 millones de toneladas al año en Chile

0
290

Estudio de Ingeniería asegura también que se reducirían los costos de operación en las nuevas centrales de generación limpia:

 

Terminar con la generación eléctrica a carbón al 2030 permitiría reducir las emisiones de CO2 en 30 millones de toneladas al año en Chile

 

Chile Sustentable, a través del estudio solicitado a Kas Ingeniería*, evaluó la factibilidad técnico-económica de acelerar el proceso de descarbonización en Chile, proponiendo como límite el año 2030 para el cierre completo del parque generador en base a carbón.

El sector energético en Chile es el causante de 78% de las emisiones de CO2, según el reciente inventario nacional publicado en 2018, de donde la mayor parte de ellas provienen de la industria de la energía (41%), seguidas por el sector transporte (31%).

El estudio de ingeniería presentado este jueves 23 de mayo en el Seminario: “Perspectivas de la descarbonización eléctrica al 2030” en el Centro de Extensión UC, concluyó que en el escenario de descarbonización al 2030, se lograría una reducción de emisiones de CO2 del orden de 30 millones de toneladas al año, al reemplazar los 3.600 MW de potencia media de generación a carbón, por tecnologías de generación renovables: solar fotovoltaica, eólica, solar fotovoltaica con acumulación (baterías), solares térmicas de concentración y/o acumulación, entre otras.

Además, el cierre de centrales termoeléctricas a carbón significará, según lo prospectado en el estudio, un ahorro en la compra de combustibles del orden de 1.200 a 1.400 MUSD (En abril de 2019 el costo promedio de la tonelada de carbón declarado al Coordinador Eléctrico Nacional, fue de 107,4 USD/Ton). En cuanto a los costos de operación del sistema en un escenario de descarbonización serían de $7.416 MUSD, mientras que en un escenario sin descarbonización el costo de operación del sistema es significativamente mayor, siendo del orden de $12.831 MUSD.

Respecto a la ampliación de la transmisión requerida para las unidades que reemplazan a las de generación a carbón, se requiere una inversión del orden de $570 MUSD, pero considerando los costos de operación e inversión en generación, y los costos de inversión en transmisión, un escenario de operación sin unidades a carbón al año 2030, resultaría sólo $2.414 MUSD más caro que en el escenario sin descarbonización.

De llevarse a cabo la descarbonización, para el periodo 2022 – 2039, habría una disminución de 396 millones de toneladas de CO2, equivalentes a un promedio de 22 millones de toneladas anuales. Es decir, el costo promedio unitario de reducción alcanza a 6.1 USD/Ton.

La urgente necesidad mundial de descarbonizar la matriz de generación eléctrica es una realidad, sin embargo, al año 2019, en Chile siguen operando 28 unidades térmicas a carbón, con una potencia bruta total instalada de 5.540 MW y en los últimos seis años la generación total anual en base a carbón ha estado en torno a 30.000 [GWh], representando cerca del 40% del total de generación del país. Esto, en términos de emisiones de CO2 resultantes de la generación en base a carbón, se expresa en emisiones constantes, del orden de 30 millones de toneladas al año, una cifra que de continuar aportaría significativamente al calentamiento global y los terribles efectos que éste genera tanto en la población como en los ecosistemas.  

 

* En el ejercicio prospectivo, KAS Ingeniería tomó como referencia la proyección de escenarios de expansión  de la generación y transmisión realizados por la Comisión Nacional de Energía, contenida en  el Informe Técnico Final del Plan de Expansión Anual de la Transmisión 2018  ( RE N°14 del 11 de enero de 2019) y utilizó el modelo de simulación de operación OSE2000.

 

 

Catalina Veas
Encargada de Comunicaciones
Chile Sustentable
+569 5108 2865
comunicaciones@chilesustentable.net
www.chilesustentable.net


Signalsoft""
www.signalsoft.cl